Miércoles, 25 de Mayo de 2022
ministerio publico
Buscar:

Agencia Fiscal

Edición:
Actividades Oficiales
29-Mar-2022

Mensaje de la fiscal de la Nación Zoraida Avalos Rivera al finalizar su gestión

 
20-Oct-2021
con el cual se facilitará el trabajo de investigación de los fiscales especializados en delitos cibernéticos
Inicio > Actualidad > Actividades oficiales
Actividades Oficiales

Mensaje de la fiscal de la Nación Zoraida Avalos Rivera al finalizar su gestión

29-Mar-2022

PALABRAS DE CULMINACIÓN DE LA GESTIÓN DE LA DOCTORA ZORAIDA ÁVALOS RIVERA COMO FISCAL DE LA NACIÓN

29 DE MARZO DE 2022


Como muchos saben, casi toda mi vida profesional la he realizado en el Ministerio Público. Creo que la frase usada tan frecuentemente de que el trabajo es como “el segundo hogar”, en mi caso, resulta literal y hasta podría quedar corta, pues haciendo cuentas, la mayor parte de mi vida la he pasado en nuestra institución.

El hecho de haber presenciado los inicios del Ministerio Público, su crecimiento y consolidación; así como haber transitado por todos los niveles jerárquicos: desde el Pool de Fiscales Auxiliares hasta haber tenido el honor de dirigirla; ha creado en mí una identidad indesligable con la institución y las personas que la conforman. El Ministerio Público ocupa gran parte de mi sencilla biografía.

Cuando ingresamos junto a un grupo de colegas al Pool de Fiscales Auxiliares hace ya 40 años, nuestra institución era tan pequeña que prácticamente nos conocíamos todos. A lo largo de estos años hemos ido creciendo no solo en número, sino fundamentalmente en su consolidación. Hoy somos una institución que alberga a más de 26,202 personas entre fiscales, personal administrativo, médico legal y forense; y consideramos que siendo una entidad aún joven, se ha logrado posicionar como un órgano independiente y autónomo frente a todo tipo de poder. Y considero que esa es, finalmente, la principal tarea que nos toca defender desde cada lugar que nos toque ocupar en el Ministerio Público.

Como seguramente ocurre con cada uno de nosotros, cuando ingresamos a los primeros niveles de esta carrera, tenemos la legítima aspiración de ir ascendiendo y ocupando cargos de mayor responsabilidad. Sabemos, por cierto que esas proyecciones tienen límites de orden objetivo; es decir, a mayor grado las posibilidades se van reduciendo; lo cual implica a su vez, una mayor perseverancia para lograr los objetivos.

Pero a veces ocurren situaciones que ni siquiera hemos previsto. Se suele decir que como humanos proponemos pero no disponemos. Y algo de eso ocurrió en las circunstancias en las que, como también saben, asumí este cargo de Fiscal de la Nación que me honro haber ocupado. Quiero confesarles que cuando asumí el cargo de fiscal suprema sabía que tenía la posibilidad de que en algún momento podría ser elegida Fiscal de la Nación.

Pero ese “algún momento” llegó de modo inesperado y en circunstancias muy difíciles; en plena crisis institucional y en un país política y socialmente convulsionado. Tuve que asumir el cargo, literalmente de un día para otro, sin tener el tiempo para preparar planes y equipo. Pero como mujer de retos que soy, fortalecida con la fe que siempre me acompaña; con el apoyo y el esfuerzo de cada uno de los integrantes del Ministerio Público, supimos establecer los objetivos y darle un rumbo a la gestión en muy poco tiempo. Por ello considero que los logros que podemos mostrar durante el periodo que hoy culmina son fruto de ese compromiso y trabajo de todos los integrantes de la institución, que supieron acompañar en este período marcado por una serie de adversidades.

En efecto, a un año de iniciada la gestión, y cuando las líneas directrices establecidas se encontraban en pleno desarrollo, sorprendió a la humanidad la pandemia generada por la COVID-19. Las consecuencias, evidentemente, también tuvieron un impacto dramático y doloroso en nuestra institución. En primer lugar, y lo más importante, por el gran número de contagios y pérdida de vidas humanas de algunos de nuestros compañeros, muchos de ellos contagiados en el cumplimento de sus labores. Sirva este espacio para reiterar mi homenaje a quienes no están físicamente entre nosotros y, una vez más, mis condolencias a sus seres queridos, amigos y colegas. Como lo dije en su oportunidad, el personal fiscal, administrativo, y médico legal también formaron parte de esa primera línea en el enfrentamiento a la pandemia.

Pero, en segundo lugar, esta desgracia mundial también tuvo directa repercusión en la gestión de los servicios brindados a la ciudadanía por nuestra institución. Una vez más se tuvo que tomar decisiones inmediatas y en condiciones bastante difíciles, para garantizar el funcionamiento de los servicios básicos como son los turnos, medicina legal y trabajo pericial. Y también para hacer las adecuaciones administrativas y tecnológicas para que el servicio no se detenga.

En este sentido, en tiempo récord se diseñaron e implementaron las plataformas virtuales que permitieron a los servidores continuar con sus labores de manera remota y, por otra parte, facilitar la comunicación a los justiciables con la institución y sus procesos. Fue satisfactorio comprobar que inmediatamente nos adaptamos a la virtualidad, que sin duda llegó para quedarse; y lo más importante, he podido comprobar de manera directa que, por más adversos que sean los tiempos y circunstancias hemos sabido salir adelante; y ello solo ha sido posible con la participación y compromiso de todos los integrantes de nuestra institución. Hecho por el que siento sincero orgullo y profunda gratitud.

Como podrán ver, durante los tres años de gestión, dos transcurrieron en plena pandemia; y todo el período en tiempos de convulsión y crisis política. Un dato que nos permite graficar lo crítico de los tiempos que nos tocó afrontar es el hecho de que en tan breve lapso el país haya tenido cuatro presidentes de la República, y tres Congresos de la República distintos. Otro dato que sirve para contextualizar esta situación atípica, son las distintas investigaciones que me tocó realizar contra altos funcionarios, entre ellos precisamente ex presidentes de la República, congresistas de la República, jueces y fiscales supremos, entre otros; hecho sin precedentes en la historia del Ministerio Público. Nunca se ha tenido tal cantidad de altos funcionarios investigados y denunciados como durante mi gestión.

Pero, por otra parte, el hecho antes descrito ha generado evidentemente reacciones de algunos sectores, precisamente los vinculados a las investigaciones. Y vaya que en el presente caso los ataques han sido igual de intensos en las mentiras y agravios. Tal vez imaginaban que atacando a quien encabeza a la institución, se podría poner en cuestión la credibilidad y afectar la autonomía e independencia del Ministerio Público. Nada más alejado de la realidad. Si la personalización de los ataques pone a buen recaudo la institucionalidad y su autonomía, y no hemos retrocedido un milímetro en su defensa, ese será el costo que hay que pagar. Nuestro principal deber ha sido y será defender la autonomía e independencia de la institución frente a toda pretendida injerencia.

Permítanme ahora reseñar algunos logros que, como ya indiqué, no se habrían realizado sin el compromiso de todo el personal del Ministerio Público.

 

Autonomía e independencia del Ministerio Público

Creemos, con humildad que este es quizá el principal logro que tenemos que exhibir a lo largo de la gestión y de toda nuestra carrera en el Ministerio Público. Ejercer la función con objetividad y autonomía y, lo más importante, defender esa autonomía e independencia de la institución y de cada uno de los fiscales, ha sido y es un firme y claro objetivo.

Siempre he tenido la convicción de que los fiscales de todos los niveles deben ejercer su función lejos de toda presión o injerencia ya sea interna o externa; pues esa es la primera e imprescindible condición para un adecuado servicio de la administración de justicia. “Sin independencia y autonomía tampoco podrá existir objetividad e imparcialidad en las investigaciones y decisiones”.

La afectación a la independencia y la autonomía puede venir desde distintos frentes. Desde el ámbito externo, siempre de parte de quienes detentan algún espacio de poder, ya sea político, económico, mediático, entre otros. Y en el ámbito interno, generalmente de los grados jerárquicos altos hacia los inferiores. Ambos resultan igual de perversos porque distorsionan la recta administración de justicia y generan condiciones para la corrupción y el consecuente descrédito de las instituciones y sus autoridades.

Frente a ello se requiere una dosis de firmeza para rechazar cualquier pretendida injerencia, y también una dosis de coraje para saber afrontar los ataques, que con seguridad vendrán, de parte de quienes no lograron doblegar nuestros firmes principios. Es en estos casos cuando debemos estar preparados para las venganzas y ataques.

Pero, como siempre, nos fortalecerá el convencimiento de haber obrado conforme nos impone el deber. Es cierto que nos podemos equivocar, finalmente somos humanos; pero lo que no podemos hacer es obrar en contra de la ley y nuestros principios éticos. En tales condiciones, cuando estamos del lado de la justicia y la verdad, no habrá nada que nos atemorice. Las calumnias y agravios siempre se develan como mentiras y se exponen como la luz del mediodía.

Les decía que nos ha tocado ejercer el digno cargo de Fiscal de la Nación, en los tiempos más difíciles de la historia republicana reciente, y de ello da cuenta que en estos tres años, mi despacho ha formulado más de 40 denuncias constitucionales, contra altos funcionarios, desde presidentes de la República, ministros de Estado, congresistas de la República, jueces y fiscales supremos, entre otros.

Puedo asegurar que jamás permití ni permitiré la utilización del cargo para orientar la investigación en función a las personas o su vinculación con algún sector institucional o político. Una evidencia clara que sustenta esta afirmación, es el hecho de que los investigados y denunciados pertenecen a distintos sectores políticos y a distintas instituciones. Lo cual es además una prueba palpable de que se ejerció el cargo con total autonomía e independencia, sin ningún sesgo.

Lo mismo ocurre en el ámbito interno. Así como no permití ninguna injerencia en mis decisiones; considero que tengo la suficiente autoridad para asegurar que jamás intenté ejercer influencias en las instancias inferiores para que las investigaciones o decisiones se orienten en uno o en otro sentido, ya sea para perjudicar o favorecer a alguien. Mis afirmaciones tienen plena coherencia con mis acciones.

 

Presupuesto del Ministerio Público

Puede resultar común sostener que los recursos presupuestales que se asignan al Ministerio Público son siempre escasos. Este ha sido, por cierto, un reclamo de las gestiones que me antecedieron.

Durante los años que me ha tocado desempeñar el cargo, la situación ha sido realmente crítica; desde el momento que asumí la función. Como se recordará, el presupuesto para el año 2019, fue asignado cuando el Ministerio Público atravesaba por una crisis institucional y por tanto sin las mejores condiciones para sustentar los requerimientos; por lo que el presupuesto asignado no alcanzaba para cumplir con los servicios elementales. Además de haberse tenido en cuenta la especial circunstancia de la implementación del Código Procesal en los distritos fiscales comprendidos en la ciudad de Lima. De allí que una de las primeras tareas consistió en solicitar y luego exigir partidas adicionales ante el Poder Ejecutivo, que respondió si, pero parcialmente.

Aun dentro de las limitaciones, pues solo se nos otorgó un 25% de lo realmente requerido, hemos sabido optimizar y priorizar el uso de los siempre escasos recursos, con el que hemos sabido afrontar la implementación de fiscalías especializadas y la mejora de ciertos servicios. Asimismo, con la complicada tarea de culminar con la implementación del Código Procesal Penal a nivel nacional, con la dificultad adicional de realizar dichas tareas en plena pandemia.

Cada vez que he tenido oportunidad he manifestado que la independencia y fortaleza de las instituciones, en este caso del Ministerio Público, tiene como premisa la adecuada asignación de los recursos presupuestales por parte de los poderes legislativo y ejecutivo.

La prevención y lucha contra toda forma de criminalidad, que son las principales funciones constitucionales que se asigna al Ministerio Público, y que son además de interés del Estado en su conjunto y cuyo beneficiario final es la ciudadanía, quedarán en la sola intención si no se dota de los recursos económicos correspondientes.

En ese sentido, considero que debe ser un objetivo institucional seguir insistiendo ante los poderes legislativo y ejecutivo, para la asignación de los recursos que permitan desarrollar nuestros servicios cada vez de manera más oportuna y eficaz.

Considero que las gestiones deberían orientarse a que en el futuro los requerimientos presupuestales tengan como referencia términos porcentuales del presupuesto global. He sugerido en varias oportunidades que debería disponerse el 4% del presupuesto general de la República para nuestra institución.

 

Fiscalías especializadas en violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar

Uno de los delitos de mayor gravedad que afecta sustancialmente a la sociedad y que presenta cifras alarmantes de crecimiento es el delito de violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar.

Al respecto, desde el primer día de mi gestión se decidió como política institucional, que este tipo de criminalidad merecía un abordaje diferenciado y especializado. Cuando asumí el cargo (interinamente) en enero de 2019, el Ministerio Público contaba con tan solo 10 fiscalías especializadas en violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar a nivel nacional, y solo una de ellas se encontraba ubicada en el distrito fiscal de Lima. Pese a no contar con suficientes recursos presupuestales, se decidió el incremento paulatino del número de despachos. El fortalecimiento de dichas fiscalías se evidencia hoy con un total de 108 fiscalías especializadas, con 823 fiscales a nivel nacional, que han recibido hasta el año 2021, un total de 604 933 casos desde que se crearon. 

Por otro lado, conscientes de la importancia de incorporar el enfoque de género, acorde a las políticas de Estado actualmente vigentes, tales como la Política Nacional de Igualdad de Género, el Plan Nacional contra la Violencia de Género, se ha puesto especial énfasis en la de capacitación especializada, de fiscales y personal administrativo y forense.

En ese mismo sentido, se han elaborado directrices para estandarizar las decisiones fiscales en esta materia; así como también, se han aprobado y propuesto normas internas (guía de entrevista única en Cámara Gesell en el marco de la COVID-19, directiva de actuación fiscal en casos de violencia contra las mujeres y los integrantes contra el grupo familiar).

Con el fin de dotar a la especialidad de una estructura que permita una mejor interacción y unificación de criterios y buenas prácticas, durante mi gestión se estatuyó la Coordinación Nacional de las Fiscalías Especializadas en Violencia contra las mujeres.

 

Fiscalías especializadas en extinción de dominio

La implementación del subsistema de extinción de dominio con la creación de 24 fiscalías especializadas y dos fiscalías superiores representa un avance importante en las investigaciones de bienes patrimoniales provenientes de actividades ilícitas, que desde el inicio de sus funciones en el año 2019, ha conseguido que se dicten 270 sentencias fundadas, recuperando para el Estado montos por  más de diecisiete millones de soles, más de veintinueve millones de dólares,  más de un  millón quinientos mil euros; por actividades vinculadas con graves delitos, como lavado de activos, corrupción de funcionarios, tráfico ilícito de drogas, crimen organizado, trata de personas; entre otros.

En esta subespecialidad también se creó una Coordinación nacional a cargo de un Fiscal Superior.

 

Fiscalías especializadas en prevención del delito

La función de prevención del delito se enmarca en uno de los lineamientos de política del Ministerio Público y su fortalecimiento es uno de los objetivos estratégicos institucionales. En esa línea, se ha impulsado la acción preventiva y se han fortalecido las fiscalías especializadas a nivel nacional considerando que como mínimo debe implementarse un despacho en cada distrito fiscal.

En el mismo sentido, desde el año 2020 se ha designado una fiscalía superior que tiene como función realizar las coordinaciones a nivel nacional para mejorar la estrategia de prevención. A diciembre de 2021 se cuenta con 71 fiscalías especializadas a nivel nacional.

 

Creación de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia del Ministerio Público y la Fiscalía Corporativa Penal Especializada en Lima Centro

Bien sabemos que los avances que se producen en los campos de la tecnología, y en particular de las telecomunicaciones y la cibernética, ha traído consigo novedosas y sofisticadas formas de criminalidad, cuyo abordaje resulta altamente complejo, por requerir de personal muy especializado. Si bien tenemos en nuestro país casos de este tipo en los últimos años, el problema se ha hecho más visible en el contexto de la pandemia generada por la COVID 19, donde parece haberse incrementado los delitos relacionados con el fraude informático, las estafas virtuales, las suplantaciones de identidad y otros.

El Perú aprobó el Convenio de Budapest o Convenio sobre la Ciberdelincuencia en febrero de 2019 y lo ratifico en marzo del mismo año, el cual entró en vigor en diciembre del mismo año. Por lo que se hacía urgente la necesidad de que el Estado adecúe sus disposiciones a este instrumento internacional.

En este contexto, y a pesar de la falta de asignación presupuestal adicional, en diciembre de 2020 tomé la decisión de crear la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia del Ministerio Público con competencia nacional, dotada de mecanismos y funciones para abordar este novedoso fenómeno criminal con herramientas idóneas y personal especializado.

En el año 2021 se creó la Red de Fiscales en ciberdelincuencia a nivel nacional, integrada por 68 fiscales –34 titulares y 34 alternos–, cuya finalidad es actuar como puntos de contacto entre la Unidad y los distritos fiscales a nivel nacional.

Además, a la fecha se ha implementado una plataforma virtual especializada, gracias al apoyo de cooperantes internacionales y se viene capacitando al personal fiscal y peritos en la materia. Junto a ello se viene implementando el primer Laboratorio de Ciberdelincuencia en el país.

Nuestros esfuerzos no han cesado en esta materia. En junio de 2021, con la entrada en vigor del Código Procesal Penal, se implementó la Fiscalía Corporativa Penal Especializada en Ciberdelincuencia en el distrito fiscal de Lima, integrada por una Fiscalía Superior Especializada y cuatro fiscalías provinciales penales corporativas que tienen como competencia territorial, la provincia de  Lima y conocen los delitos previstos en la Ley n.° 30,096, Ley de delitos informáticos, además de la modalidad de estafa agravada señalada en el inciso 5 del artículo 196-A del Código Penal.

 

Designación de fiscalías para el conocimiento de delitos relacionados con el patrimonio cultural y paleontológico

Nuestro país tiene un rico, vasto y milenario patrimonio cultural, que ha sido objeto de saqueo y tráfico a lo largo de toda nuestra historia. En este sentido se puede afirmar que el Perú es uno de los países desde los que sin mayores dificultades se trafican y se “exporta” de modo ilegal bienes que forman parte de nuestro legado cultural.

La preocupación estatal de los últimos años se ve expresada en un conjunto de normas y la instalación de diversas comisiones orientadas a la prevención, represión y repatriación de los bienes.

En lo que toca al Ministerio Público, hemos partido por reconocer que el abordaje en este tipo de criminalidad ha sido desarticulado y sin contar con una estrategia clara.  Frente a ello, recientemente se ha dispuesto la designación de fiscalías para el conocimiento de este tipo de criminalidad; las mismas que estarán bajo la coordinación de una Fiscalía superior. Asimismo, se ha dispuesto la creación de una “Red nacional de fiscales” para encargarse de la investigación y persecución penal; y, en lo que a la prevención se refiere, también se ha designado fiscales de esta especialidad en los siete distritos fiscales de mayor incidencia delictiva.

 

Fiscalías especializadas en delitos de corrupción de funcionarios

El fenómeno de la corrupción no solo afecta a las instituciones públicas involucradas. Las consecuencias se extienden a todo el Estado y la sociedad. Se estima que el Perú anualmente pierde aproximadamente 23 mil millones de soles por corrupción.

Ese dinero que no pertenece a los agentes involucrados en los actos de corrupción, sino que forma parte del erario nacional, bien podría servir para mejorar los servicios públicos básicos como el sistema de salud, de educación o en las mejoras y fortalecimiento de nuestro sistema de administración de justicia.

Durante la pandemia hemos sido testigos que una vez más, funcionarios y contratantes inescrupulosos pretendieron hacer de la desgracia oportunidades para medrar de los recursos públicos. Frente a ello y en los tiempos más difíciles de la pandemia hemos visto también que nuestros fiscales del subsistema anticorrupción han enfrentado el fenómeno de manera oportuna, mediante operativos  y otras formas de actuación fiscal.

Desde mi despacho, y dentro de las limitaciones económicas, se ha brindado el apoyo logístico y de incremento de personal fiscal para el mejor cumplimiento de sus funciones.

 

Equipo especial para el caso “Lava jato”

El equipo especial encargado de la investigación de los casos de corrupción en las que incurrieron la empresa Odebrech y otras empresas brasileras dedicadas al rubro de construcción, más conocido como caso “Lava jato”, que se constituyó antes de mi gestión, también ha seguido recibiendo el apoyo logístico y de personal fiscal y administrativo que se requería para un mejor cumplimiento de sus objetivos. En lo que a infraestructura se refiere, se hizo el esfuerzo para dotar de un nuevo local que les brinde mayores condiciones de espacio y comodidad para el trabajo.

El equipo especial cuenta con 7 despachos provinciales, quienes vienen investigando a 993 personas, manteniendo a 12 de ellas con prisión preventiva. Asimismo, ha conseguido que se emitan 16 sentencias condenatorias correspondientes al proceso especial de colaboración eficaz. Y ha implementado un sistema de comunicación directa con la Unidad de Inteligencia Financiera UIF para ingresar a través de sus plataformas directamente.

 

Equipo Especial para el caso “Los cuellos blancos del puerto”

Al inicio de mi gestión, en el año 2019, se constituyó el equipo especial a cargo de la investigación del caso conocido como “Los cuellos blancos del puerto”, el mismo que continúa con las investigaciones relacionadas con los delitos de crimen organizado, corrupción de funcionarios y conexos que involucran a altos funcionarios, jueces y fiscales de distinta jerarquía, personal administrativo, empresarios, abogados y terceros. Caso que reviste complejidad por la gran cantidad de implicados y por la abundante información obtenida a través de interceptaciones telefónicas judicialmente autorizadas.

Teniendo en cuenta el tratamiento procesal diferenciado en función al nivel jerárquico de los funcionarios, este equipo tiene un coordinador general Dr. Pablo Sánchez Velarde y está conformado por tres niveles: fiscalía suprema, fiscalía superior y fiscalía provincial. Durante la gestión, igualmente, se la ha brindado el apoyo logístico y de personal fiscal y administrativo requerido para el cumplimiento de sus funciones.

 

Implementación del primer “Equipo Conjunto de Investigación” (Perú – Chile)

Frente a las formas tradicionales de cooperación jurídica internacional, que como sabemos, se caracterizan por ser lentas y burocráticas, van surgiendo nuevos mecanismos de cooperación directa entre los países. Una de ellas es la constitución de los “Equipos Conjuntos de Investigación” (más conocidos como ECI).

Esta herramienta de cooperación opera cuando la actividad criminal involucra a más de un país y permite hacer una sola investigación con la intervención de fiscales de los países concernidos, previa suscripción del correspondiente convenio o documento similar, dentro del marco de la Convención de Palermo.

En un hecho sin precedentes, durante la gestión se constituyó el primer Equipo Conjunto de Investigación entre los Ministerios Públicos de Perú y Chile para conocer casos de Tráfico ilícito de migrantes. Hecho que puede servir como modelo para ser implementado con otros países y sobre otras materias.

 

Fiscalías especializadas y órganos de apoyo

No puedo dejar de mencionar el importante trabajo que desarrollan las diferentes fiscalías especializadas como lavado de activos, crimen organizado, tráfico ilícito de drogas, materia ambiental, trata de personas,  derechos humanos interculturalidad y terrorismo, delitos aduaneros y contra la propiedad intelectual, delitos tributarios y las fiscalías penales, mixtas y de familia a nivel nacional, que de manera permanente aportan su importante contribución a la lucha contra el crimen y la defensa de la familia y la sociedad.

También quiero resaltar el importante aporte de los órganos de apoyo como la Oficina de Cooperación Judicial Internacional y Extradiciones y de Recuperación de Activos; el Programa de Protección y Asistencia a Víctimas y Testigos; el Registro Único de Víctimas y Personas Agresoras;el RENADESPLE,  el Observatorio de Criminalidad y la Oficina de Análisis Estratégico Contra la Criminalidad; Oficina de Peritajes; la Oficina de Integridad; y la Secretaría Técnica para la Implementación del Código Procesal Penal, que gracias al apoyo técnico-científico y especializado de estos organismos la fiscalía desarrolla las investigaciones a su cargo con mayor eficacia y especialización.

 

Escuela del Ministerio Público

La Escuela del Ministerio Público “Gonzalo Ortiz de Zevallos Roedel”, creado el año 2003, actualmente es un órgano de capacitación dependiente del Despacho de la Fiscalía de la Nación, siendo ente rector en la formación de fiscales, forenses y administrativos del Ministerio Público. Cuenta con un modelo educativo basado en competencias y centrado en la persona. Las estrategias formativas tiene 3 niveles de desarrollo como: 1. Actualización, 2. Perfeccionamiento y 3. Especialización. Para alcanzar y medir resultados se ha organizado en 6 líneas estratégicas de capacitación como: 1. Especializada en lucha para erradicar la violencia contra las mujeres y su grupo familiar. 2. Especializada en función fiscal. 3. Especializada en procesal penal. 4. Especializada en peritaje y forense.5 Especializada en Gestión administrativa y 6. Transversales y socioemocional.

En el año 2020 y 2021 se ha desarrollado la capacitación bajo la modalidad e-learning obteniendo sorprendentes resultados de cobertura a nivel nacional. Así en el año 2021 se ha realizado 162 actividades académicas y se ha capacitado a 39,630 participantes, 3 actividades promedio por discente de 34 distritos fiscales. Según las encuestas de satisfacción el 87% está muy satisfecho

 

Creación de la Unidad Orgánica denominada Oficina de Coordinación y Asistencia en Justicia Intercultural del Ministerio Público (OCAJIM)

Mi gestión se propuso mejorar el acceso a la justicia de las poblaciones provenientes de los pueblos originarios, tomando en consideración que existen 48 lenguas nativas, que son habladas por el 16% de la población peruana, con la creación de esta oficina se espera iniciar la transversalización del enfoque en los servicios que proporciona el Ministerio Público en los ámbitos fiscales, forenses y administrativos. 

 

Protocolo de Actuación Fiscal para la Prevención e Investigación de los Delitos en agravio de Personas Defensoras de Derechos Humanos”

A través de este documento se establece lineamientos generales y específicos para la investigación de hechos delictivos cometidos contra personas defensoras de derechos humanos, considerando entre otros el principio de debida diligencia; asimismo se define los procedimientos de atención y protección a las personas defensoras de derechos humanos víctimas de hechos delictivos, sus familiares, considerando el debido respeto de los derechos humanos, objetividad y debida diligencia.     

 

Proceso de modernización institucional

Dentro de los fines y objetivos trazados a efecto de mejorar los servicios que brindamos al ciudadano con el propósito que el Ministerio Público incremente su calidad y capacidad operativa se trabajó en la modernización de los servicios de infraestructura; se efectuaron significativos esfuerzos de implementación y fortalecimiento de modernización de la gestión pública mediante la implementación de las tecnologías de información y comunicación (TIC), desplegándose la implementación de la Mesa de Partes Electrónica en diversos distritos fiscales a nivel nacional, Citas virtuales, y la implementación de algunos componentes de la denominada Carpeta Fiscal Electrónica, este aspecto se encuentra en etapa de ejecución dentro del marco del Programa de mejoramiento de los servicios de justicia en materia penal en convenio de cooperación reembolsable con el BID que permitirá un servicio fiscal más célere y moderno, y proyectos de interoperabilidad con el Poder Judicial, con la Policía Nacional y otros organismos del Estado y la aplicación de políticas de integridad en la gestión que garantice el manejo administrativo eficiente y transparente.

 

Aprobación de la Política Antisoborno ISO 37001

Mi gestión ha priorizado la lucha contra la corrupción en todas sus formas, interna y externa. Y en consonancia a ello, con el apoyo de la Oficina de Integridad del Ministerio, creada también durante mi gestión, el día de hoy se ha publicado en el diario oficial El Peruano la aprobación de la política antisoborno en nuestra institución, que rechaza y prohíbe expresamente el soborno en relación con un funcionario, organismo público, una persona u organización privada, así como cualquier tipo de comportamiento o actuación que pueda suponer una violación a la norma vigente.

Esta política está siendo apoyada por la cooperación internacional a través de la Embajada de Estados Unidos de América y se ha iniciado el proceso de preparación para la certificación del ISO370001.

 

Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses

Es importante resaltar la labor trascendente y medular que cumple el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, que como órgano rector de la medicina legal y ciencias forenses, se constituye en un pilar fundamental de la investigación que se traduce en el apoyo a la implementación y funcionamiento de las cámaras gessel, clínicas forenses y laboratorios clínicos y tanatológicos. Consideramos que los servicios altamente especializados y servicios de laboratorio deben descentralizarse a nivel nacional, ello junto al fortalecimiento progresivo de la Unidad ejecutora del Instituto de Medicina Legal.

Como reconocimiento a su labor, luego de los requerimientos realizados precisamente el día de hoy se ha publicado la Ley 31,436, mediante el cual se otorga una bonificación extraordinaria al personal del IML por servicios en salud y de apoyo a la labor asistencial por la atención en la pandemia por la COVID-19.

 

Culminación de la implementación del Código Procesal Penal

Luego de quince años del inicio de la implementación del Código Procesal Penal en el distrito fiscal de Huaura en el año 2006, y posteriormente en forma progresiva en los demás distritos fiscales, llegó a su culminación con la entrada en vigor en los distritos fiscales de Lima Sur y Lima Centro los meses de mayo y junio del 2021, como ya dijimos, dentro de las dificultades de la pandemia y las restricciones presupuestales; sin embargo, tampoco en esta oportunidad nuestros fiscales y sus autoridades se amilanaron. Por el contrario, han sabido afrontar el reto con coraje y responsabilidad.

De esta manera, podemos decir que finalmente el sistema procesal penal se nos presenta más ordenado, y con seguridad, será una herramienta útil en la gestión y estrategia de nuestras investigaciones.

 

Agradecimiento final

Antes de concluir, quiero expresar mi saludo y eterna gratitud a toda la familia del Ministerio Público, en todas las instancias y servicios, por el respaldo que en todo momento recibí en estos tres años de gestión, en especial a los que conforman mi gabinete de asesores, la secretaría general, la Gerencia General y demás Sistemas Administrativos,  a la Secretaría Técnica  del Código Procesal Penal, a la Coordinación del Área de Denuncias contra Magistrados (AREDEMA), la Secretaría de la Junta de Fiscales Supremos, la Oficina de Registro y Evaluación de Fiscales (OREF), la Oficina de Análisis Estratégico contra la Criminalidad (OFAEC), la Coordinación  del Área de Enriquecimiento Ilícito y Denuncias Constitucionales, la Escuela del Ministerio Público “Gonzalo Ortiz de Zevallos Roedel”, y al personal fiscal y administrativo que me acompañó durante este tiempo. Sin ese apoyo, compromiso e identificación con nuestra institución no hubiera sido posible conseguir los objetivos trazados.

Asimismo, quiero agradecer a los fiscales supremos por su apoyo en las diferentes comisiones de trabajo cuyos productos y resultados sirvieron para mejorar la gestión administrativa interna.

Estoy plenamente convencida de que el mismo espíritu de compromiso, colaboración y solidaridad estará siempre presente cuando el Doctor Pablo Sánchez Velarde, Fiscal Supremo Titular, asuma a partir de mañana este honroso cargo, de manera interina. Todos conocemos de su trayectoria profesional y académica, y ello me da la tranquilidad que nuestra querida institución queda en buenas manos.

Quiero reiterarles mi compromiso de siempre de apoyar y colaborar con nuestra institución desde donde me encuentre, y decirles que a pesar de las adversidades que nos toque enfrentar no permitamos que el desaliento nos invada, muy por el contrario, luchemos por mantener fortalecida nuestra vocación de servicio en beneficio de nuestra Institución.

Para terminar, quiero expresar mi agradecimiento a mi esposo e hijos por su incondicional apoyo, soporte, paciencia que han tenido conmigo, a pesar de haberles quitado horas de vida familiar, pero sobre todo mi agradecimiento a DIOS PADRE, por su PROVIDENCIA, por cuanto sin su Gracia y Misericordia NO hubiera sido posible culminar esta Gestión en medio de tantas adversidades.


Muchas gracias.


Actividades oficiales | Noticias
Developed by VIS